Viajes Iliria

  • Español
  • English

La estafa piramidal albanesa

La estafa piramidal albanesa

Cómo en muchos países de la Europa del este, tras la caída de los regímenes comunistas pasaron de una economía autárquica y colectivizada a una economía capitalista y liberal. Albania, país controlado por el estalinista Enver Hoxha.

Tras la caída del comunismo en 1991, Albania pasó de una economía autárquica y colectivizada a una economía capitalista y liberal.

Esta transición se hizo de una manera brusca, el país se lanzó al libre mercado sin ningún tipo de regulación.

A un país que hasta 1991 apenas contaba con 5.000 coches en su parque móvil le pasó el libre mercado por encima.

El rudimentario sistema financiero  fue dominado por sistemas piramidales, los cuales daban altos tipos de interés a los depósitos, al ser tantas estás “empresas” la competencia hizo llegar hasta extremos del 20% o 30% mensual.

Su funcionamiento era simple: los fondos ofrecían intereses de hasta el 10% mensual a los primeros inversores; conforme la base de negocio aumentaba, utilizaban los depósitos de los inversores recién llegados para pagar a los más antiguos.

Se calcula que 2 tercios de los albaneses habían invertido en estas pirámides y que se invirtieron alrededor de 1.300 millones de dólares.

La falta de información de la ciudadanía al haber crecido bajo el modelo comunista albanés y el atractivo del interés ayudó a fraguar el desastre.

Las advertencias internacionales de principios de 1996 de la posible magnitud de la estafa fueron desoídas por el gobierno albanés

Cuando a principios de 1997 algunos de estos principales fondos de inversión se declararon insolventes la ciudadanía se echo a la calle reclamando recuperar sus inversiones, lo cual no sucedió.

Comenzaron las insurrecciones, tras conocerse la implicación de algunos miembros del gobierno en estos fondos.

Población armada

El gobierno perdió el control de la situación, trabajadores del estado, policías y militares también habían perdido sus ahorros.

Esto provocó un estado de anarquía en el que proliferaron guerrillas y grupos armados y que tuvo al país en una guerra civil sin bandos definidos.

Las cárceles se abrieron, presos relacionados con el crimen organizado estaban en la calle y armados.

Los arsenales quedaron desprotegidos y se calcula que casi un millón de armas quedaron en manos de la población, en la mayoría de los casos como protección. En algunas zonas  la gente disparaba al aire desde los balcones de sus casas, para demostrar que ellos también estaban armados y protegidos.